Palenque


Palenque Oscar jara RutaMaya2019Su nombre original es B'akaa (hueso), pero como tantos malentendidos al primer español que llegó, fray Pedro Lorenzo de la Nada, le pareció una fortificación y de la Nada se sacó de la manga de su catalán la palabra "palenc", que significa sitio protegido y así se ha quedado.
B'akaal alternó épocas de gloria y de catástrofe, de alianzas y guerras. El más conocido de los señores mayas, K'inich Janaab' Pakal, llamado Pakal el Grande, llevó a Palenque a niveles de esplendor, a pesar de haber llegado al poder cuando la ciudad vivía un período de decadencia. Durante su gobierno, se construyeron la mayoría de los palacios y templos de Palenque, eclipsando a Tikal.
La lápida de su sepulcro, descubierta bajo el Templo de las Inscripciones, es una muestra de su magnificencia. Sobre esta tumba avispados como el suizo Erich von Däniken o el estadounidense Charles Berlitz, afirman ver un astronauta más que al dios del maíz. Más de un arqueólogo creen que a estos escritores les faltó el peyote (planta alucinógena) para hacer volar a Pakal a la Luna.
En Palenque se ha sacado a la luz solo el 2 % de la superficie que alcanzó la ciudad, y son estas piedras las que hablan. El resto resisten donde los silencios enmudecen.

 

Patrocinador Oficial

PeruElDorado 2019