En esta ocasión la travesía no estuvo libre de contratiempos, pero finalmente ha sido enriquecedora. A los acontecimientos en la frontera protagonizados por funcionarios de migraciones, se sumó el silencio de los funcionarios vinculados a la promoción del turismo para la elaboración de la agenda y el apoyo en el transporte; por lo que los expedicionarios recurrieron al taita Sri Swami Xandur, Presidente de los Pueblos Indígenas en El Salvador (FENAPIES), quien los acompañó al despacho del Dr. Norman Quijano, Presidente de la Asamblea Legislativa, que en su bienvenida resaltó los objetivos de la Ruta Maya 2019. El líder indígena y presidente de la FENAPIES reiteró su petición para que el poder legislativo aprobara una ley que permita impartir una asignatura de identidad nacional en beneficio de la juventud salvadoreña.

Con el taita Xandur los expedicionarios se enrumbaron a conocer la cultura y disfrutar del entorno en una playa salvadoreña. Al día siguiente visitaron el aeropuerto, donde opera la micro empresa Perú El Dorado (patrocinadora oficial de la Ruta Inka), donde recibieron las primeras enseñanzas del Nahuat y protagonizaron un acto cultural, con la participación de la expedicionaria salvadoreña Beatriz Díaz, quien cantó y bailó al ritmo de la conocida canción “no hay pájaro pequeño”.

Los directivos de la Ruta Inka, permanecieron en El Salvador haciendo gestiones para obtener los visados para el ingreso a México de la delegación de la Universidad de El Salvador, que finalmente se obtuvieron. Mientras tanto, nuestros aventureros se enrumbaron en busca de Tazumal, en cuyos alrededores pernoctaron con el apoyo de la iglesia local, al igual que lo hicieron antes el Ministerio de Defensa y la Academia Nacional de la Policía de El Salvador y el Ministerio de Cultura que ofreció el ingreso gratuito a sus centros ceremoniales. También la administración del aeropuerto San Óscar Arnulfo Romero les facilitó su sala cultural para la filmación de imágenes que se incluirán en nuestro documental.

Luego de darse una ceremonia de despedida con los directivos de la FENAPIES, Los miembros de la Ruta Maya volvieron a Guatemala, desde donde continuarán sus visitas, camino de México con el apoyo de la USAC instituciones y ciudadanos que creen en esta expedición cultural y el beneficio del conocimiento.