Aun con las emociones frescas luego de recorrer los resquicios más recónditos de la maravillosa Copán Ruinas, nuestros aventureros fueron trasladados al Municipio La jigua Copán, por su alcalde German Guerra, donde fueron recibidos por la población convocada para el efecto, con quienes cantaron y bailaron al ritmo de la integración y la hermandad que promueve la Ruta Maya.

A primeras horas de la mañana, fueron trasladados al exclusivo Restaurante Ruta Maya, donde su Gerente Margarita Posadas les anunció que podrán servirse de su variada oferta gastronómica (desayuno, almuerzo y cena) sin ningún costo, por los fines altruistas de nuestra expedición.

Muy agradecidos y con el corazón contento nuestros expedicionarios fueron trasladados al Sitio Arqueológico El Puente, en cuyo museo fueron nombrados Embajadores Honorarios de la Jigua Copán y del Sitio Arqueológico El Puente, donde se les entregó las credenciales correspondientes. Luego de ser juramentados para una efectiva promoción de este centro ceremonial, lo recorrieron acompañados de periodistas locales, el burgomaestre local, funcionarios encargados del cuidado y promoción de este recinto.

Al día siguiente los convocó el Alcalde de la Municipalidad Nueva Arcadia, Vicente León, para agasajarlos y celebrar junto a los flamantes Embajadores Honorarios del Sitio Arqueológico El Puente, una nueva era de hermandad y amistad con la Embajada Cultural Ruta Inka, que desde el año 2000 trabaja para propiciar la hermandad de nuestros pueblos indígenas de nuestra América Latina. Luego de darse el último abrazo con sus nuevos hermanos hondureños, abordaron el autobús de la Universidad Autónoma de Honduras, para dirigirse al punto fronterizo El Poy, para que puedan adentrarse a la República de El Salvador.